Wednesday, November 15, 2006

cancer

cancer

Quiero hablar un poco de las historias que se experimentan a diario las familias de todo el mundo y que es una noticia demaciado triste.
QUE TE PARECE ES TRISTE?.....
Cynthia y Sus Hermanas
De izquierda a derecha: Claudia, Gaby, Cynthia, Tany, Brenda, y Vivian

Por Cynthia, una participante del Estudio de Hermanas de la Florida. Su hermana Claudia recientemente se unió al Estudio de Hermanas también.

Soy parte de una familia de siete hijos; de los cuales seis somos mujeres.
Fue muy triste para todos perder a nuestros padres luchando contra el cáncer.
Mi papi falleció en el ’89 con cáncer a la próstata y mi mami el ’94 con cáncer al endometrio; los dos hicieron metástasis a los huesos.
Mucho antes de esto, por el año 1982, mi hermana Brenda, la mayor, fue diagnosticada con cáncer de mama. En ese entonces ella tenía 31 años, ya estaba casada con dos niñas.
Fue una noticia tan impactante e inesperada que no podía creerlo.
Siempre vi a Brenda como una persona muy fuerte y segura de si misma, yo nunca la había visto llorar como ese día. Me sentía tan impotente que solo me quedó ponerme de rodillas y rogar a Dios que me dé fuerzas para poder sobrellevar la situación con valor y apoyar a mi hermana durante esos momentos tan difíciles para toda la familia.
Brenda fue un ejemplo de fortaleza y fe; pasó por biopsias y tratamientos naturales antes de someterse a una masectomía con una entereza que solo Dios puede dar. Gracias a Dios no tuvo que pasar por tratamientos de quimioterapia. Han pasado ya mas de 20 años y ella está muy bien.
En el 2002, le diagnosticaron cáncer de mama a mi hermanita menor, Tany, la última de los siete; a sus 33 años, casada y con dos hijos. Esta noticia fue devastadora; sobre todo porque el cáncer de Tany requirió de quimioterapia y fue muy difícil para ella sufrir los estragos de la enfermedad, pasar por una masectomía y perder su pelo. La única que podía estar con ella era Brenda ya que todas las demás vivíamos en otras ciudades. Me sentía tan triste y molesta a la vez por no poder estar a su lado en esos momentos tan difíciles; pasé por días de profunda depresión y hasta me molesté con Dios por lo que pasaba, por qué nuevamente? “Por qué a nuestra familia? No bastaba ya con todo lo que habíamos pasado?” Le reclamaba llorando.
Pero Dios, en su inmenso amor, me dio consuelo a través de la oración y animé a todas mis hermanas, mi hija y mis sobrinas a orar y combatir esta enfermedad y la tristeza que nos rodeaba, en oración a nuestro Dios todopoderoso y Señor Jesús.
La bendición fue que Brenda ya había pasado por eso y podía ser de gran apoyo. Esta fue una situación tan clara de que Dios usa todas las cosas para bien. Brenda pudo acompañar y apoyar a Tany ya que ella había pasado por lo mismo y ninguna de las otras hermanas lo hubiésemos hecho mejor.
Tany se ha recuperado y sigue en tratamiento de medicamentos y gracias a Dios, sus últimos exámenes salieron todos negativos.
Decidí ser parte del “Estudio de Hermanas” porque realmente quiero poner todo de mi parte para combatir esta malvada y silenciosa enfermedad que siempre nos agarra desprevenidos.
Ha sido muy frustrante ver sufrir a mis hermanas y pasar por todo lo que pasaron ya que es muy poco lo que pude hacer por ellas en esos momentos; pero en honor a todo su sufrimiento, entrego mi tiempo como un granito de arena que pueda servir para que de alguna manera encuentren las causas y otras mujeres no tengan que pasar por lo mismo.
Animo a todas las “Hermanas” a unirse a este estudio, dejemos el papel de víctimas contra un mal que no tiene compasión y ataquemos con valor dando un poquito de nuestro tiempo para apoyar a esta valiosa organización del “Estudio De Hermanas”. Estoy segura que si les dijera que esta investigación depende de ustedes, no dudarían en participar; no solo para el bien de nosotras mismas sino de toda la humanidad. Demos un poquito de lo que hemos recibido, SALUD.

Tuesday, November 14, 2006

cancer

Sunday, November 12, 2006

cancer

cancer


PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

Es esencial efectuar un tratamiento inmediato. Una mujer con cáncer de seno y que no se haga cirugía, irradiación o quimioterapia morirá, casi con toda seguridad. Afortunadamente, las probabilidades de supervivencia a largo plazo y de curación son excelentes, si el cáncer es detectado lo suficientemente temprano.
Una vez el médico haya determinado el tipo de cáncer de seno, tamaño y ubicación del tumor primario, la extensión de la enfermedad, es el momento de discutir las diferentes opciones de tratamiento. El médico le recomendará el tratamiento a seguir que crea le brindará los mejores resultados con los menores efectos colaterales posibles.
PDR monografías para médicosPDR Información sobre medicamentos para los consumidores

CIRUGIA DE CÁNCER MAMARIO

Reconstruccion
papel de la radiacion
tratamiento de seguimiento
quimioterapia
terapia hormonal
embarazo y cancel de seno

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA

Cirugía
Mastectomía radical
Mastectomía radical modificada
Mastectomía simple o total
Mastectomía parcial o Segmentada
Extirpación del tumor

cancer

cancer

FACTORES DE RIESGO

Nadie entiende exactamente porque el cáncer de seno escoge unas familias y otras no, pero los médicos están mejorando las técnicas de predicción para saber cual de nosotras está más susceptible a padecerlo. Cualquiera puede ser la razón subyacente, la historia familiar desempeña un papel importante. Si su madre o su hermana, o ambas, han tenido cáncer de seno, sus posibilidades de estar en riesgo están entre 10 a 15 veces mas elevadas que las de aquella mujer cuyas familiares han estado libres de cáncer. El cáncer de seno en una pariente más lejana, tal como una prima, no se considera actualmente como un factor de riesgo.
A mayor edad mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad aterradora. El cáncer de seno ocurre muy rara vez antes de los 20 años. Las posibilidades de desarrollarlo aumentan de manera gradual después de esa edad, nivelándose un poco después de la menopausia, después empieza a retomar fuerza para elevarse hasta pasados los 65 años. Hoy en día, muchos médicos creen que la edad empieza a ser una condición seria después de los 40 años, especialmente entre los 40 y los 44 años, y otra vez después de los 60 años.
Entre mas tiempo una mujer permanezca fértil, mayor el riesgo de desarrollar cáncer de seno. Si su menarquia ocurrió temprano(antes de los 12 años), y su menopausia comenzó tarde (después de los 55 años), o ha sido fértil por mas de 30 años, Usted se encuentra en el grupo de alto riesgo.
Algunos médicos e investigadores médicos especulan que los factores, que eventualmente dispararán el desarrollo del cáncer de seno, comienzan a trabajar tan pronto una niña entra en la pubertad. El proceso continúa hasta que alcance la década de los 40 años.
Parece ser que el embarazo detiene el proceso en ciertas circunstancias. Entre mas joven una mujer complete su primer embarazo a término, menor es la probabilidad de contraer la enfermedad. Por ejemplo, el riesgo para que una mujer, durante su vida fértil, desarrolle cáncer de seno disminuye hasta casi un 70% cuando ella haya tenido un bebé antes de los 18 años. Este efecto benéfico la protege constantemente durante la década de los 20 años y parece desaparecer por completo cuando llega a la década de los 30 años.
Las mujeres que tienen su primer hijo después de los 35 años, doblan la probabilidad de desarrollar cáncer de seno, al igual que la niña que tiene un bebé en la pubertad. De hecho, posponer el nacimiento de un hijo hasta la década de los 30 años parece aportar mas riesgo que nunca haber tenido un hijo.
Aunque algunos informes parecen indicar que las mujeres con un hijo único o dos hijos están en algún riesgo mayor tener mas hijos o una familia grande no reducirá las probabilidades de padecer de cáncer de seno. Así como tampoco disminuye el riesgo el aborto. Y que decir de la creencia, muy difundida, de que una madre que alimente a su bebé con leche materna, estará protegida del cáncer de seno?. Hoy en día, esa creencia, todavía se está debatiendo científicamente.
Al igual que una maternidad temprana, la remoción de los ovarios parece ofrecer alguna protección contra el cáncer de seno. Si los ovarios de una mujer son retirados quirúrgicamente, mientras ella se encuentra todavía entre sus 25 a 30 años, sus probabilidades de padecer cáncer de seno disminuyen hasta en un 75%. Los beneficios, reductores del riesgo, de esta operación declinan constantemente a medida que la mujer se aproxima a los 40 años, después desaparecen por completo.
Otros factores predisponentes son más difíciles de determinar. Por ejemplo, el cáncer de seno es más común en las mujeres de raza caucásica y ocurre mucho menos en asiáticas. Pero a pesar de una tasa muy baja de cáncer de seno entre las japonesas que permanecen en la casa, el riesgo aumenta peligrosamente entre aquellas que se van a vivir a los Estados Unidos, un fenómeno que ha convencido a algunos científicos de una relación entre el medio ambiente y el desarrollo de la enfermedad.
El cáncer de seno también ocurre, con mayor frecuencia, entre las mujeres con sobrepeso, citadinas, y entre aquellas que previamente hayan tenido cáncer de seno del otro seno, ovario, endometrio( una capa del útero). Las mujeres de familias ricas también enfrentan un riesgo elevado de contraerlo, quizás debido a que pueden tener acceso a comer alimentos ricos en grasas que elevan los niveles de estrógeno en el cuerpo. Se piensa que esta hormona femenina promueve el crecimiento de un cáncer de seno una vez este haya iniciado.
Como el seno es vulnerable, en extremo, a los efectos de la radiación, la exposición previa a radiación incrementa las probabilidades de cáncer de seno, especialmente en las mujeres expuestas antes de los 30 años. Una exposición de una adolescente es preocupante.
Sus probabilidades de padecer cáncer de seno aumentan aun más, probablemente, con cada factor de riesgo adicional que usted tenga, pero los expertos no están seguros en cuanto. Si usted tiene aunque solo sea un factor de riesgo, el paso mas seguro es hacerse examinar regularmente, cada 3 a 6 meses, sus senos, para que en el caso de un desarrollo de cáncer de seno, este pueda ser detenido a tiempo.
Los investigadores han gastado décadas investigando el papel de la hormona natural femenina, estrógeno, y el de las píldoras anticonceptivas que lo contienen, en el desarrollo del cáncer de seno. Después de todos estos años, sin embargo, no hay aun una respuesta clara.
En el presente, los expertos no tienen evidencia en cuanto a que los anticonceptivos orales "disparen" el cáncer de seno(aun cuando el estrógeno ha originado tumores en animales de laboratorio). Un estudio dirigido por los Centros Federales para la Prevención y el Control de la enfermedad encontró que aun las mujeres en grupos de alto riesgo, que hayan empleado anticonceptivos orales durante periodos prolongados de tiempo, no presentan mayor riesgo de cáncer de seno que aquellas que no hayan tomado la píldora. Además, algunos estudios han encontrado que los anticonceptivos orales que combinan estrógenos con otra hormona, podrían ofrecer realmente alguna protección contra el cáncer de seno.
Un científico ha dicho que si la píldora promueve el cáncer de seno, ya deberíamos haber visto un incremento en la enfermedad. Hay, sin embargo, un par de condiciones; los médicos aun recomiendan tener cuidado a las mujeres mayores de 35 años, a quienes se les advierte que no usen anticonceptivos orales debido a múltiples razones, incluyendo la posibilidad creciente de un ataque fulminante. También se cree que el estrógeno puede acelerar el desarrollo de un cáncer de seno ya existente en mujeres genéticamente susceptibles. Y se ha encontrado que, una vez se presente un cáncer de seno, la hormona estimula su crecimiento en un porcentaje significativo de mujeres, especialmente en aquellas que desarrollen lesiones benignas del seno después de haber comenzado a tomar suplementos estrogénicos.
La remoción quirúrgica de los ovarios, lo cual crea una menopausia artificial y termina la producción natural de estrógeno, reduce en mucho el riesgo de desarrollar cáncer de seno, especialmente si la mujer se encuentra en +/- 35 años. Cerca de la mitad de las mujeres con cáncer de seno avanzado verán una remisión después de ese procedimiento.(Por otro lado, algunas mujeres han tenido una remisión o disminución mientras tomaban estrógenos).

cancer

CÁNCER DE SENO

INFORMACIÓN ACERCA DE LA ENFERMEDAD

Bien o mal, el cáncer de seno es la enfermedad mas temida por las mujeres. Hoy en día hay muchas más probabilidades para que una mujer desarrolle una enfermedad cardiaca. Otros tipos de cáncer son igualmente devastadores y mucho mas complicados para curar, pero de alguna forma, el cáncer de seno es el que más llama nuestra atención.
Puede ser porque, de alguna forma, cada uno de nosotros conoce alguien que los ha padecido. O, será porque ataca mujeres en la plenitud de sus existencias?. Cualquiera sea la razón, las estadísticas tan claras nos aterran por sí mismas:
El cáncer de seno ataca 1 de cada 9 mujeres en Estados Unidos. Aparecen 100.000 casos nuevos cada año, la mayoría de ellos ataca a mujeres entre los 40 y los 70 años de edad. Es la primera causa de mortalidad en las mujeres entre los 40 y los 55 años, y causa más muertes que cualquier otro tipo de cáncer a partir de los 15 años.
Ahora cortemos las malas noticias, pasemos a las buenas: el cáncer de seno permite una tasa muy elevada de curaciones(mas el 95%) cuando se diagnostica tempranamente. Desgraciadamente, algunas mujeres están tan asustadas de la gran C que no consultan a su médico, aun cuando encuentran una masa. Los médicos pueden hacer mucho mas para combatir esta enfermedad asesina, pero solo si se les da la oportunidad. Es imposible ultra recalcar la importancia de realizar el auto examen del seno y obtener una mamografía durante los años de alto riesgo que acompañan el periodo cercano a la menopausia.

cancer

cancer

CANCER DEL SENO

LA PERDIDA DE CABELLO

Algunos fármacos que se utilizan en la quimioterapia harán que algunas personas pierdan parte o todo el cabello (alopecia) durante el tratamiento. Cuando los fármacos de la quimioterapia viajan por el cuerpo para matar las células cancerosas, algunos podrían dañar los folículos pilosos de rápido crecimiento, haciendo que el cabello caiga.
Algunas personas experimentan pérdida del cabello y otras no, aunque estén tomando los mismos fármacos. Si bien algunos fármacos pueden causar pérdida del pelo en todo el cuerpo, otros pueden causar la pérdida de cabello sólo en la cabeza. Si la pérdida de cabello ocurre, por lo general comienza dentro de las primeras dos semanas de comenzar la quimioterapia y empeora en uno o dos meses. El cabello podría caerse en mechones que aparecen en la almohada en la mañana o cuando uno se lava o cepilla el cabello.

MANERAS DE ENFRENTAR LA PERDIDA DE CABELLO:

La pérdida del cabello no es permanente y éste puede comenzar a veces nuevamente aun antes de terminar la terapia. Algunas sobrevivientes reportan que su cabello volvió a crecer de un color distinto o con una textura diferente del que tenían antes.
Escoja una peluca o tupé antes de comenzar el tratamiento, así el color y textura del pelo podrá ser igual al suyo.
¡Sea creativa! Experimente con usar turbantes o pañuelos de diferente colores, o bien intente dejarse calva.
Obtenga una receta del médico para la peluca ya que con frecuencia el seguro cubrirá el costo de la misma.
Pruebe distintas pelucas, sombreros y turbantes hasta que encuentra algo que realmente le gusta.
Póngase un sombrero o pañuelo cuando salga si hace frío para evitar la pérdida de calor de su cuerpo.
Si opta por dejarse calva, use protector solar, bloqueo solar o un sombrero para proteger el cuero contra el sol.
Quizás desee evitar cepillarse el cabello demasiado, o calentarlo con la secadora de cabello, ruleros eléctricos o rizador para reducir la pérdida y daño a su cabello.
el cancer es una enfermedad que puede provocar la muerte